Ternera a la miel
Para sorprender a familiares y amigos con este plano  
 
1 morcillo de ternera de 2.200 Kg. con hueso.
1 ramito de romero fresco.
2 dientes de ajo.
1 cucharadita de maicena.
1 limón.
1 ramito de perejil.
1 vasito de vino blanco seco.
200 cc3 de caldo.
2 cucharadas de aceite de oliva.
Sal.
Pimienta en grano.
2 cucharadas de miel.  
Se limpia bien la carne de grasas y desechos y se introduce en una cazuela con dos dientes de ajo enteros, un ramito de romero fresco, sal y pimienta negra recién molida. Se rocía con un chorrito de aceite y se mete en el horno, ya caliente a 220º C, durante 40 minutos.

Pasado ese tiempo, se baja el horno a 180º C, se retira el exceso de grasa desprendida, se baña con un vasito de vino blanco seco y se completa la cocción durante otros 40 minutos. Se saca la carne del horno y se reserva al calor. Se pone al fuego vivo el jugo que haya soltado, añadiéndole el caldo caliente y una cucharadita de maicena previamente disuelta en un poco de agua fría. Se cuece hasta que espese y se pasa por el chino o colador. Se corrige la salsa de sal y pimienta y se le añade la miel, un poco de perejil picado y la corteza rallada del limón (sólo la parte amarilla).  
Se sirve la carne bien caliente, y en una fuente honda, con la salsa volcada por encima. Puede acompañarse con papas fritas o verduras de temporada cocidas, espolvoreadas con pan o queso rallados y gratinadas al horno.