Bacalao con habitas y jugo de miel
El Bacalao con habitas y jugo de miel será un plato principal elegante y llamativo para servir en un menú de un día festivo, además de rico, es sano y nutritivo. No te preocupes si alguno de tus invitados dice que no le gustan las habas, se tendrá que retractar.  
 
6 lomos de bacalao desalado
400 gramos de habas tiernas repeladas
80 gramos de blanco de puerro
3 dientes de ajo
220 ml. de caldo de verduras
15 gramos de miel de romero (u otra variedad)
10 gramos de Bovril
unas gotas de salsa inglesa
2 ramitas de tomillo limón
pimienta de Jamaica recién molida
2 c/s de piñones
aceite de oliva virgen extra
sal.  
El peso que os damos de las habitas es una vez repeladas, es decir, después de sacarlas de su vaina, se retira la piel exterior quedándonos con lo más tierno y fresco del haba. Aunque parezca una tarea laboriosa, no cuestan mucho de pelar si las escaldas unos minutos en agua hirviendo. Pon una olla con agua al fuego, cuando rompa a hervir incorpora las habas desgranadas, déjalas un par de minutos y retíralas para enfriarlas rápidamente bajo el grifo abierto o en un recipiente con agua y hielo.

Una vez repeladas, separa 80 gramos de habas escogiendo las más grandes, el resto resérvalas. Pela y pica el puerro y pon un poco de aceite de oliva en una sartén para pocharlo. Hazlo a fuego lento para que quede bien tierno y empiece a caramelizar, añade entonces los ajos previamente pelados y laminados, y deja que se doren ligeramente, finalmente incorpora las habas y añade sal y pimienta de Jamaica recién molida, cantidad al gusto, saltea un minuto y retira del fuego.  
Pon en el vaso de la batidora estas habitas y añade 120 gramos de caldo (medimos también los líquidos en gramos para ser más exactos), tritura hasta obtener una crema ligera y fina, y prueba por si es necesario rectificar de sal o pimienta. Reserva.

En un cazo pequeño pon el resto de caldo, la miel, el Bovril, unas gotas de salsa inglesa y una ramita de tomillo limón, lleva a ebullición y después baja el fuego, deja reducir hasta que obtengas una salsa densa. Retira la ramita de tomillo y reserva.

Haz el bacalao a la plancha en una sartén antiadherente con un poco de aceite de oliva, ponlo primero por la parte de la piel, a fuego fuerte para que se tueste y quede crujiente, después dale la vuelta y hazlo el tiempo necesario para que esté a tu gusto, nosotros lo ponemos a una temperatura media alta para que el calor llegue al centro del pescado, se dore ligeramente por fuera y quede jugoso.

Tuesta los piñones en una sartén sin engrasar. Mezcla las habitas repeladas con la crema de habas tibia.